APREHENDIENDO LA LIBERTAD

Las noticias que nos van llegando desde Egipto no son con las que se soñaba hace un año, ni siquiera son buenas. El camino a la libertad que se inició en enero de 2011 se ha ido truncando a medida que los egipcios se iban dando cuenta de que la caída del viejo tirano, no era sino un comodín de un establishment militar que lo había estando aguantando y presentándolo como un líder carismático e imprescindible para sus socios occidentales.

Se cierne sobre Egipto la  paradoja de un régimen militar omnipotente en lo político y económico que se resiste a traspasar el poder,  de unas fuerzas que plantean dudas sobre su talante democrático y que mantienen peso a través unas instituciones y unos procesos pseudo-democráticos. Ni siquiera se llega a la paradoja de Lampedusa, que todo cambie para que nada cambie.

Si miramos el fenómeno egipcio, mas allá de la denominación mediática de la Primavera Árabe, como proceso revolucionario, podemos interpretarlo como una revolución que perseguía la libertad en el doble sentido en el que lo plantea Hannah Arendt en On Revolution. Liberación (liberation) de la tiranía y la libertad propiamente dicha (freedom) que consiste en la capacidad de participación en los asuntos públicos, a través de la libertad de expresión, asociación y reunión. De estos mimbres surgen, según Arendt, sociedades civiles fuertes imbuidas por el espíritu revolucionario y la experiencia de la participación en la vida política que conducirá a lo que ella denomina la felicidad y a la buena sociedad:

“ Nadie podrá defininirse como feliz sin su participación en la felicidad pública; nadie podrá definirse como feliz o libre sin participar y tener su parte en el poder público.” Arendt (1990:225).

En este proceso cobra especial importancia el espacio público por que es donde se ejercen estas facultades surgidas del proceso revolucionario y que sólo pueden tener lugar en ese espacio. Arendt, inspirándose en otros pensadores de la revolución, como Jefferson, sitúa este espacio público en las instituciones democráticas locales de carácter asambleario. La libertad se expresa en tanto que se comparte y se ve.  El fenómeno egipcio, a diferencia de otros fenómenos revolucionarios se articula además sobre un elemento que redefine ese espacio público: la dimensión digital. En el invierno de 2011 las redes sociales y el acceso a la telefonía móvil de los egipcios contribuyó en gran medida a uno de sus mayores éxitos, además del derrocamiento del tirano –que no la abolición de la tiranía-, la percepción y apropiación de la identidad de ciudadano, y el abandono de la de súbditos. De hecho la herramienta clásica de control de los medios de comunicación, fue un acicate para la población a la hora de salir a tomar la calle. Que radio y televisión estuvieran manipuladas por el régimen entraba dentro de lo esperado, pero en Egipto se evidenció que el papel de las redes sociales digitales, via teléfono móvil especialmente, han ocupado un espacio en la comunicación política que nadie habría sospechado. Al cortar la red de telefonía móvil, la consecuencia no fue la desarticulación de la movilización, ni siquiera el aislamiento de la población de los acontecimientos que ocurrían en el centro de El Cairo. La demanda de información y su satisfacción inmediata, a la que nos hemos acostumbrados espoleó a la gente a salir a la calle a saber que pasaba y a protagonizar la realidad. ¿Cómo hubiera sido Tiannamen con el acceso a las nuevas técnologías que hoy tienen la población china?

Estas reflexiones surgen de la entrevista a Mohamed Zarkani que incorporo como elemento fundamental a este post. En Julio de 2011 fui invitado como experto a una reunión de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea que se celebró en Egipto, junto con el Ministerio de I+D y diversos agentes de la sociedad civil. Conocí a Mohamed en esta reunión y le pedí que me dejara hacerle una pequeña entrevista sobre su experiencia personal en el proceso revolucionario y sobre todo en los momentos clave en la plaza Tahir.

Interview I

En la entrevista Mohamed, que destila emoción y una felicidad parecida a la describe Arendt, describe su compromiso político, las sensaciones que experimenta un joven que ha nacido el mismo año que Mubarak tomara las riendas. También habla de las experiencias, las tensiones, el miedo y el descubrimiento de ser parte de una sociedad civil, -no era una masa, sino la gente- que llega a juntar aquel día hasta un millón de personas en el espacio público mas emblemático de El Cairo. La entrevista tiene para mi un gran valor como microrelato de una revolución desde el nivel de la calle y desde la reflexión sobre la lucha por la liberación del tirano, -sus patéticas intervenciones que soliviantan aun mas a los ciudadanos en ciernes- , el papel de las redes sociales y el orgullo de ser egipcio: el sueño de la libertad de elección y el contrato invisible de la gente movilizada de no parar hasta lograr la destitución del régimen, encarnada fundamentalmente en Mubarak, como menciona Mohamed.

Como en posts anteriores, este también gira en torno al espacio urbano. El icono mas claro de cuantos vimos en la primavera –mal llamada árabe- fue un enorme espacio publico denominado Plaza Tahir. El paisaje urbano en el que se enmarca la narración de Mohamed es la de una enorme y desgarbada plaza que por un lado limita con un barrio de estrechas calles y frenética actividad comercial, por otro con grandes avenidas que le garantizan el flujo de coches y vehículos de todo tipo en un caos perfecto, separadas por dos iconos del Cairo para turistas y para cairotas respectivamente: el Museo Nacional de Antiguedades, y la sede del partido único, un poco mas lejos, que hoy es un enorme rectángulo de cemento concienzudamente quemado por los manifestantes de 2011. En Tahir, también se alzan edificios públicos donde muchos cairotas acuden a hacer sus gestiones y es la referencia como nudo de transportes y de acceso al centro urbano. El aspecto que ofrece Tahir, un lugar hostil para el peatón, un enorme espacio del que el público fue erradicado, es un ejemplo claro de la expresión espacial del régimen militar en la ciudad. Como describe Mohamed Elshaded en su post Tahir Square: Social Media, Public Space, el régimen fue deconstruyendo los famosos y  necesarios espacios públicos de la ciudad y anulándolos mediante vallas, abriéndolos al tráfico, aislándolos de su uso ciudadano. Un ejemplo sustantivo es el vallado de una parte de la plaza que hasta los años 70 fue un parque y lugar de encuentro de los cairotas a pocos pasos del abigarrado centro urbano. Nunca se explicó por que se valló y destruyó dicho espacio. El efecto de la desactivación del espacio público durante varias décadas consigue alienar al ciudadano, súbdito mas bien, del mismo, y en definitiva de su carácter de bien público. Lo público pierde valor en la rutina del día a día porque se identifica con un poder que resulta opresivo para muchos, y beneficioso, para unos pocos. La calle puede verse como la  representación de la relación de una sociedad consigo misma y con su estado. En el caso de El Cairo, la desinversión, el abandono de cualquier espacio publico surge como estrategia de política pública (non-policy) y se corresponde con un sentimiento parecido por parte de la población.

Interview IIa

La recuperación de Tahir se convirtió en un símbolo no sólo como un espacio  de protesta y reivindicación, sino también como un acto de reapropiación del espacio público, de ese espacio, cuyo significado –Tahir- es liberación.

Algunos de las reflexiones de Mohamed son las raíces del acto democrático. De saberse, o al menos desearse vehementemente, como ser libre y autónomo mientras se corría hacia la plaza.  Otras plazas han experimentado análogas situaciones de incertidumbre en momentos revolucionarios: Paris, Moscú y con distinta suerte Pekín. Tahir era un escenario global de una revolución y como tal se veía desde el Norte global. Las imágenes de los zapatos blandidos ante una pantalla con un septuagenario desnortado apelando en la noche a valores que ni el mismo creía, era la recompensa a haber llegado, a haber desafiado miedos y palos para constituir esa fuerza humana que durante unas horas o unos días soñó con la libertad desde su liberación palpable.

Interview II b

Hoy mismo, 6 de abril, la plaza Tahir ha servido de escenario para una confrontación entre distintas facciones de islamistas que han eclipsado las protestas de los jóvenes revolucionarios urbanos que hace un año blandieron sus zapatos en la jornada que narra Mohamed. La plaza, símbolo entonces de liberación aun no ha alcanzado el anhelado estatus de espacio público de libertad, como la describía Arendt, cercenada hoy por los muros de hormigón que ha levantado el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas, factótum político y militar, y por tanto verdaderos vencedores de la revolución como señala Garton Ash.

Arendt, H. (1990) On revolution. London: Penguin

Elshaded, M. (2011) Tahir Square: Social Media and Public Space.

http://places.designobserver.com/feature/tahrir-square-social-media-public-space/25108/

Garton-Ash, T. (2012) No es el sueño de Tahir. El País 3 de marzo. http://elpais.com/elpais/2012/03/02/opinion/1330690857_348721.html

Imagen I: http://i.telegraph.co.uk/multimedia/archive/01829/tahrir-square_1829509i.jpg

Imagen II: http://www.thehindu.com/multimedia/dynamic/00373/ALBY_MIDEAST_EGYPT__373882f.jpg

Imagen III:

http://2.bp.blogspot.com/-oJ1b35-tTIo/TVRwDEhBS3I/AAAAAAAACCE/wZGpc_j7S1U/s1600/t1larg.egypt.shoes.afp.gi.jpg

Advertisements

3 thoughts on “APREHENDIENDO LA LIBERTAD

  1. I think that is among the so much vital info for me. And i’m glad studying your
    article. However want to statement on some basic things,
    The web site taste is ideal, the articles is in point of fact excellent :
    D. Excellent activity, cheers

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s