Zambia

Vuelvo a la carga con mi querido blog, un tanto atrasado, pero plenamente vivito y coleando. La longitud y el detalle de los posts hace que estos se espacien demasiado en el tiempo. Intentaré hacerlos más cortos y frecuentes.

DSC_1318 copia copia.thumb

Las calles de Lusaka, la capital de Zambia, no recuerdan a ninguna ciudad que conozca, salvo a Managua. En mi primer viaje a África subsahariana, la trama urbana de muy baja densidad y desperdigada en el territorio, se parece a la de la capital Nicaragüense asolada por un terremoto en 1974. Allí, la mayoría de las manzanas del centro siguen aun vacías, u ocupadas de manera irregular, y por el resto de la ciudad se ha ido extendiendo un urbanismo desorganizado, y con un cierto sello de globalización acelerada. La capital de Zambia produce a ratos una sensación similar por la sucesión de solares vacíos, trozos de bosque (bush, como lo llaman los locales), conglomerados de viviendas modestas, villas de lujo, empresas de servicios, centros comerciales de diverso tamaño, y barrios industriales como Kalingalinga, donde artesanos de todo tipo fabrican y venden sus productos en la calle o delante de precarios –por casi inexistentes- talleres. Continue reading

Advertisements