LANSDCAPES OF PRESSURE, por Kathrin Golda-Pongratz

IMG_6222

Foto: K. Golda-Pongratz


Terrain vagues: portadores de promesas, retales en el territorio cuyo valor es exclusivamente económico: no cuenta lo que son, han sido o podrían ser.

El concepto que Solá Morales emplea para definir esa relación entre el suelo y el territorio (cuando este se convierte en un activo como otro cualquiera) es empleado por Kathrin Golda-Pongratz para ilustrar las metáforas que se ocultan tras las grandes operaciones de transformación del territorio en su libro Landscapes of Pressure.

landscapes of pressure_book and box



En relación a los paisajes bajo presión, se podría decir que durante la década de los 2000 se ha generado una opinión pública sobre todo a través de los medios de comunicación en la que el territorio, parcelado y recalificado y en ocasiones ya edificado se presenta como un objeto de consumo mas. Se puede hablar de burbuja y corrupción pero los suplementos inmobiliarios de los grandes diarios nacionales han ido generando una narrativa en la que se describen los nuevos planes como oportunidades, sin cuestionar la sostenibilidad y las cualidades del territorio, ni mucho menos su pasado. Simplemente anunciando el buen momento para invertir o para ir a vivir a un nuevo desarrollo urbano, sin mas reflexiones de fondo.

IMG_6225

Foto: Andrés Walliser

En este proceso el concepto de terrain no existe: el apego a la tierra y a su significado. Los valores inmateriales e intangibles que definen el valor o la identidad de un territorio, que se convierte en suelo a través de una normativa esquizoide que buscaba un desarrollo tramposo, insostenible y ciego ( a la vez que con un alto poder hipnótico) que transformaba cualquier promoción en inversión seguro y garante de los ahorros familiares.

El pueblo, sus parajes y su historia ha sido en España sinónimo de atraso y miserias. El cambio, el salto hacia delante, la modernización se expresa mediante el crecimiento hipertrófico y la negación y eliminación del origen. El crecimiento ordenado apenas se concibe. Quizá tenga que ver con la cuestión de que España es de los pocos países que no disponen de estudios de urbanismo específicos como tales, sino como una especialidad de arquitectura con una tradición muy escasa en ordenación del territorio.

En los pueblos, villas y ciudades españolas se ha apostado por imaginarios quiméricos que buscan subvertir las propias lógicas territoriales capitalistas mediante un coctel de capital financiero disponible global + narrativa del crecimiento hipertrófico + negación del origen + gobernanza (alianzas de elites locales, regionales y globales)+ discurso acrítico (e interesado) de los medios + discursos populistas sobre crecimiento.

3_kgp

Foto Kathrin Golda-Pongratz

 

La tierra es un medio de producción susceptible de transformar su naturaleza productiva en especulativa, mediante el marco normativo y una cultura del enriquecimiento rápido. De aquí surge el concepto casi racial del pelotazo.

Lo mismo ocurre en la ciudad consolidada donde cualquier rincón en determinadas zonas se convierte en un activo global donde el capital financiero invierte, transforma, deforma, especula y vende. Son las ciudades Alfa o en este caso los territorios Alfa. Esto ocurre en los centros históricos o en las zonas regeneradas/rehabilitadas/revitalizadas que se transforman en parques temáticos de las grandes franquicias globales.

Foto: Kathrin Golda-Pongratz

Foto: Kathrin Golda-Pongratz

Los nuevos escenarios que se construyen -destruyendo/anulando otros- son homogéneos y esperables. El valor de los comercios radica en la ubicación física y en la negación de su significado histórico y el re-significado como activo inmobiliario susceptible de maximizar beneficio, aunque la actividad previa ya lo obtuviera. El objetivo es visibilizar marcas como estrategia global, sin ninguna articulación con el territorio, con la ciudad, el barrio o la historia. Todo ello se crea en el momento que el conglomerado de franquicias se asienta en una calle o una zona.
publico objetivo, turistas y visitantes, este último entendido como turista local no espera grandes sorpresas, ya no es un componente esencial del concepto de viaje, sino mas bien constatar imágenes, sensaciones y acciones aprendidas previamente. Esta es también la vocación de EuroVegas. El turista o visitante, no anhela la sorpresa y el reto de la exploración o el descubrimiento de su propia lectura de la ciudad, sino mas bien la vivencia que constate el paso por un icono hipervisible, cuyos significados son creciéntemente simples y cada vez mas alejados de cualquier proceso de abstracción y reflexión, otrora inherentes al concepto de viaje.

El aprendizaje a través de la experiencia, se convierte en reproducción de la sociedad de mercado con una cierta ficción de protagonismo en el sujeto. Eres si estás y consumes, no si buscas y experimentas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s